domingo, 20 de octubre de 2013

La muerte del perro

Madurar es insertarse en el sistema, insertarse en el sistema es recibir golpes hasta por debajo de la lengua, tomar decisiones, es matar al perro.

Mamá llora
Mi novio llora
Mi hermana llora

Yo los hice llorar a todos. Tengo siete perras y debo decidir si duermo a dos de ellas, tengo una casa que me esta succionando la vida, tengo un novio al que le hago daño todos los días. "Pedazo de mierda" me digo, mientras busco la posibilidad de tomarme algo para dormir tranquilo, pero no tengo nada.

Debo terminar con todo. Debo terminarlo. Debo matar al perro. Ni siquiera es macho, por lo que es perra. Esto se debería llamar la muerte de la perra. Me gustaría dejar de tomar tan malas decisiones. Dejar de gritarle a mi novio, de hacer sentir mal  a mi madre y dejar de hacer sentir a mi hermana miserable.

Solo veo que el error soy yo... yo... yo... ¡solo quiero gritarles!, ¿de qué me sirve tenerlos a mi lado? igual ustedes me hacen miserable, igual nadie esta a mi lado en estas horas de soledad, igual nadie se preocupará más que de sus propias lágrimas. Seres tan inútiles con nuestras emociones. Terriblemente egoístas, pero yo debo decidir si mato o no a la perra, no solo a la perra, sino a las perras. Pero mientras tanto a invertir, a darle a los pisos que no se trapearán solos, recoger la basura porque en la mañana de domingo pasa el camión, ¡nadie se apiadará de ti querido! A NADIE LE IMPORTAS EN REALIDAD, solo les importa que les des más y más, desgárrate, córtate los dedos, dale uno a cada quien y ojalá se queden satisfechos, ojalá se coman dos o tres por persona, ¡los de los pies también! pueden comerme TODO, ya lo están haciendo, ¿qué no lo ven, que no ven que no queda nada para mí? Yo también quiero llorar, yo también tengo derecho a llorar, ¿por qué creen que no tengo emociones, por qué creen que no tengo corazón? Y EL PUTO CORAZÓN SOLO BOMBEA SANGRE, no te emociones, no hace nada más.

Cómeme por favor, ya no lo soporto, tomen más de mí. Mis ilusiones, mis deseos, mis ganas de estudiar, de ver y hacer lo que yo deseo. Toma mi dinero, mi mano de obra, mis sentimientos. Tómalo familia, tómalo paraje, tómalo escuela, tómalo por favor y déjame ya sufrir solo, pero por favor, no te acerques y me preguntes: ¿por qué lloras? ¡déjame, déjame! no quiero nada de NADIE, porque TODOS te lo cobran con creces. NADIE ES DESINTERESADO, todos somos criaturas terribles que buscan el bien personal. No me engañes diciéndome que me amas. Nadie ama, nadie es amado. 

sábado, 5 de octubre de 2013

Que el libro no se deshoje

No sé la razón, pero aún cuando cae y cae mucha mierda yo estoy feliz. Tenía que escribirlo, sobre todo en este pobre blog que se topa con entradas traicioneras con estados de ánimo decadentes.

Quizá sea el café, que dormí en la tarde o que tengo un nuevo libro de Bourdieu, no lo sé.

Aún me preocupan cosas, pero son mínimas cuando lo analizo... como ese libro que deseo y muero por fotocopiar pero tempo se deshoje, así de grandes son mis preocupaciones por ahora.

miércoles, 24 de julio de 2013

Yo y mi iPod.

Ana Torroja se viste como puta. Ana Torroja se mueve como puta. Ana Torroja se puso unos labios hinchados, de huachinango, dicen… para ser un poco más puta. Pero la verdad no creo que la música de Ana Torroja sea de putas.  Luego viene Julie Delpy a recordarme que alguien, al otro lado del mundo, dijo que me esperaría, no mintió, sencillamente se retractó.

Escucho “El mundo futuro” de ese álbum de recopilación de Mecano, cuando la Torroja tenía buena pierna y el Nachito Cano era algo antojable (siempre me lo parece cuando veo sus fotos de joven tanto bellamente ataviado como greñudo). Y la canción es la representación de esa bipolaridad tan propia, tan mía. Puedo escucharla y me da gracia, mientras barría el piso, limpiaba las mesas y desempañaba los vidrios del lugar donde trabajaba (de mesero, lava trastos, ayudante de cocina, de limpieza y de mandadero), sonreía con la parte de la canción que dice “mándame un fax de pasión”, tan añejo el término como la intensión. ¿Ahora hazme una videollamada por skype?... sexual, de pazzzzziooon (yo, en mi cabeza, le daba una pronunciación con “z”).

Pero luego ayer, mientras dejaba a uno de mis mejores amigos, quizá con el que he pasado más cosas de mayor impacto en mi vida de estudiante. Escuché la canción y me sentí miserable. Todos se mueven, todos se van, al DF, a otras ciudades, yo me quedo y vendo las nalgas a la misma institución, yo me quedo a escribir sobre putas en la misma universidad de antes. Me siento triste.

Mi novio sostiene que debería estar feliz con mi próxima maestría. Yo sólo quiero huir de aquí y él lo sabe. En mi intento de huir presiento que sólo lo arrastro en mi torbellino de melancolía. Llueve otra vez y las calles se inundan. Pienso en cosas que no debería, camino a horas de la noche por lugares que nadie transita y me asusto de mi propia sombra, la que se proyecta gracias a un automóvil que pasa fugazmente a mi lado.

La noción: como al cisne negro, el único problema soy yo. Yo que escucho a Julie Delpy y pienso en mi querido Dxxx lejos de mí, sin su claridad para cuestionarme; pienso en Axxx bailando “Dancing on my own”, como toda una Girl de la HBO en DF; en Vxxx que se va, se va y sólo él sabe lo que siento por él; en Lxxx que crea su propia vida, Yxxx que reestructura la suya, y a mi profesora de “Mitos en el cine”, comentando (después de leer uno de mis textos) “Tu personaje debería dejar de preocuparse por la vida de los demás”. Mi ex profesora es psicoanalista, tan sutil para decirme que debo dejar atrás la vida ajena.

¿Por qué parece tan difícil hacerlo…? ¿por qué Siouxsie canta “Placebo Effect” cuando escribo esto? Estoy tan confundido. Cuando limpias mesas en un restaurante la cabeza no deja de darte vueltas, no dejas de cuestionarte la forma en que emplearás tu tiempo libre, las horas que restan después del turno, y las horas que van de un turno a otro turno, de una mesa a otra, del primer platillo al segundo, las horas, siempre estás con las jodidas horas. Y como los pájaros, meas y comes mientras vuelas, pero cuando ya no vuelas, sólo te queda la opción de comer o mear en el mismo lugar.

Always, always, always… dice Karen O de los Yeahs. Always, always, always. Sospecho que sí tengo algún desequilibrio, pasar seis meses bien y luego volver al bajón no es sano, ¡al menos esta vez no fueron cuatro meses! Diosas, disfruté de una buena etapa, diosas que buenos besos, diosas que todo se repita y además, soy muy joven para tanta preocupación de burgués de clase media.

lunes, 22 de abril de 2013

Garbage y basura extra



Fue una gran travesía llegar a saludar, abrazar y que me firmara mis discos Shirley Manson. En gran manera le debo muchas cosas a mi novio Jonny, si no fuera por él seguro ni hubiera entrado, y si lo hacía sin él, entonces no tendría ni una fotografía.

Después del concierto, imposible desconectar mis neuronas, pensé en todo el negocio de la música que apenas conozco. Primero la logística del evento fue muy mala, muchos chicos de staff con celulares modernos y sin solución a nuestros problemas. A mí me citaron en la Arena México a las 6:40 pm para el Mett & Greet con Garbage, pero la Señorita D (quién me citó) no estaba ahí a la hora acordada, tampoco contestaba su celular. Después, corriendo como locos por toda la Arena, mi novio y yo buscamos solución y a la Señorita D no apareció hasta una hora después. Mientras tanto el resto del staff no sabía ni de nuestra existencia... ¿ganadores de qué...?

Tardamos en entrar, estuvimos con la banda poco tiempo y yo casi me desmayo ahí mismo. Fue un día con altibajos. Primero fui al museo el Chopo porque tengo que entregar un artículo, de ahí mi novio que no estaba en DF me dijo que llegaría tarde, por lo que me lancé por los boletos a la Arena y a buscar Hotel para nuestra estadía. Después tuve que regresar por mi novio, volver a lo del hotel, correr a la Arena, casi golpear a un par de chicos inútiles mientras Jonny me calmaba.


Todo salió bien gracias a una chica llamada América (merece la pena ser nombrada) solucionó lo de nuestro Mett & Greet.

Entramos a la sala, Shirley llegó con el resto de la banda, nos saludó, me dijo "Siouxsie rock's", fue muy amable, firmó mis discos, balbucee un par de cosas en inglés, después pasé a ver a Butch quién me preguntó mi nombre y me abrazó para tranquilizarme y no estuviera nervioso, Steve fue muy amable y Duke se sorprendió un poco por el número de discos que llevé a firmar. Fue un momento simple, si regreso en el tiempo, pero yo me encontraba en completo éxtasis. El momento en que te cruzas con tu banda favorita para que te den sus autógrafos, firmen tus discos, compartir unas palabras y darte cuenta que son personas de carne y hueso, se venden de modo "accesible" diría Jelinek, pero no lo son, pues en gran manera se encuentran a un nivel inalcanzable para los fans.

Te das cuenta de ello cuando el guardaespaldas o lo que sea (un tipo calvo y malhumorado) te dice que te apures, que la banda debe salir al escenario, que dejes de pedir fotos y autógrafos, todo con un acento de quién sabe qué parte de Sudamérica, además de manejar un inglés peor que el tuyo, pero igual tiene un empleo que uno, en ese momento, odias y amas. Lo odias porque te saca de ahí a palos, obvio que la banda no puede hacer eso, perderían el favor de sus fans, sobre todo una banda como Garbage que no carga un discurso recalcitrante o violento, así que es necesario un elemento que la gente pueda odiar: ese calvo que ladra el inglés. Pero por otro lado envidas su trabajo, ya que es el mismo que ha acompañado a Garbage en su gira.


Shirley se disculpa por tener tan poco tiempo aún cuando no es su culpa, sino de la logística del evento; no entiendo si es una asociación, una compañía, la misma Arena México, pero no es culpa de la banda que entráramos tan tarde, sino de quién organizó el Mett & Greet, de la Señorita D que no estuvo nunca donde debía estar, por no tener un buen liderazgo y no informar a su staff lleno de chicos guapos y rubias descocadas, esos tipos monos que ríen en una mesa afuera del edificio, esos que no sirven para nada.

Me quedé pensando en las capas que existen en todo esto y lo poco que sabemos los fans. La razón por la que Garbage estuvo en una pausa prolongada fueron las fricciones con la disquera (es el discurso oficial) pero en verdad existen tantos factores al respecto: disquera, las giras, los tours, viajes, los roces personales entre los integrantes, atender a los jodidos fans que apenas podemos articular un par de palabras frente a ellos, los tratos con los espacios donde se harán los eventos, y claro, el trabajo para hacer y escribir música. Son algunas de las cosas que se me ocurren.


Incluso tuvimos un problema con un par de meseras deseosas por estafarnos. A una le grité, me sentí mal pero después Jonny me dijo cómo laboran en algunos lugares para estafar a los clientes. Los espacios no dependen precisamente de los artistas que se presentan, sino a la inversa, y espero que el próximo año que venga Garbage a México me encuentre más relajado al respecto. Fueron muchos altibajos, tanto que cuando tocaban "Beloved freak" me entraron unas enormes ganas de llorar. ¡Lo habíamos logrado!, primero el conseguir un boleto para ver a Garbage, todo gracias a mi hermana; después ganar el concurso y conocer a la banda, ganar dos boletos extra e ir con mi novio; conseguir el hotel, llegar a tiempo a la Arena, conocer a Garbage, sacarnos fotos, tener sus autógrafos, una playera gratis y disfrutar del concierto, todo sin golpear a nadie.

Existe siempre una parte de mí que dice: Debes relajarte más. A lo que me contesto que no sirvo del todo para estos eventos. Cuando comento que voy al teatro, al ballet, incluso al cine (a esas funciones donde la gente no va porque es muy temprano, entre semana o porque la película no es comercial) se burlan de mí y dicen que soy un snob, pero no es verdad. Me agrada ir a eventos bien organizados, comprar mi boleto con anticipación, llegar a la puerta del lugar y que alguien me indique mi asiento, poder retirarme a casa sin problema alguno y en ocasiones hasta disfruto de mi soledad.


Sin embargo algo tengo en claro: me agrada Garbage y estoy dispuesto a hacer muchas cosas por mis gustos (ejemplo: realizar una animación noche tras noche durante una semana), amo correr por el DF de vez en vez, repasar el Chopo hasta que me duelan los pies aún cuando sé después tengo un concierto al que asistir, pasar la noche abrazado de mi novio después de un día lleno de emociones, meterme a un hotel pseudo elegante y disfrutar de la estancia.

Amé todo y lo amo más ahora que está en el recuerdo. Me encanta Garbage, esa banda que conocí hace pocos años gracias a un ex-novio, que pensé nunca regresarían a los escenarios y que seguramente no los vería en vivo. Incluso en algún momento creí que no podría verlos este año. Pensé en la voz de Shirley que me ha acompañado todo este tiempo y hace un año cuando salió su último álbum, "Not your kind of people" y yo estaba muy mal, o aún más atrás, cuando todo iba peor. Ahora todo cambia, las cosas se mueven, lo que va del año ha sido muy bueno pero no dudo que después se dará el giro y volverán a complicarse las cosas

Y quizá dentro de todo, lo que más amo es haber vivido esto al lado de mi novio.


miércoles, 17 de abril de 2013

Garbage está en México y yo con ellos, y mi novio conmigo.


Estas últimas semanas no he dormido bien, me duele un poco la cabeza, el calor no ayuda y para terminar la ecuación, he tenido un poco más de trabajo.

La buena noticia es que mañana me voy a ver a ¡¡¡Garbage!!! y mejor aún, con mi novio, así que vamos hilando los planeas para asistir al concierto, pero eso no es todo, gané un concurso para conocer a la banda, con autógrafos, fotos y toda la cosa... estoy nervioso, no sé si podré dormir esta noche (más me vale) literalmente es un sueño hecho realidad. Alguna vez soñé que conocía a Shirley y me firmaba mis discos, ¿en verdad esto va a pasar?

Cuando fui a que me firmara los discos Michael Nyman me quedé petrificado ante él, era otra situación, pues se trataba de una firma de autógrafos abierta, pero en este caso no, con Garbage vamos a pasar los ganadores del concurso y nuestros acompañantes (yo con mi novio, claro), seremos ocho personas. ¡Muero por tomarme fotos!... ¿qué tan colegiala sueno?

Y no sólo es eso, pretendo pasar todo un fin de semana romanticón con mi novio, ¿puedo pedir más cosas?... ¡sí!, que todo salga bien.

Aquí les dejo el video por el cual gané, estoy feliz por ello, no fue precisamente un sorteo, me gané las entradas con trabajo y eso es lindo, aunque no durmiera por una semana y aplazara mi FONCA por un tiempo (que igual ya lo entregué, ahora le rezo a todas las diosas para obtener la beca... bueno, el FONCA es como la lotería).

También hice un videoblog con mi novio, muy divertido, parodiando cierto comercial de Coca-cola.


Video Frida LOVE, ganador del Viva México Garbage Contest!


jueves, 28 de marzo de 2013

Putas, putas, putas...

... y entonces la puta me tomó del cabello para lanzarme fuera de ahí, de su círculo de transexuales vestidas con, seguro, un presupuesto menor al salario mínimo. Todo el dinero, pensé, se lo gastan en hormonas.

Eso pasó hace un par de semanas en una fiesta. No importa cuánto escriba o lea sobre putas, siempre me toman desprevenido cuando convivo con ellas.

Son las tres de las madrugada, han pasado tres cafés por aquí y sigo sin bañarme, ¿habré ya transpirado todo el café?, estoy sepultado entre tarjetas de películas sobre prostitutas y convocatorias del FONCA. "Seguro no ganaré ningún apoyo", pienso, "seguro hasta aquí llegué...", asevero.

Ya casi más de un año con el tema, leyendo y paladeando, igual sigo sin entender nada sobre putas. Sin trabajo, con diez kilos más y un novio que me ama, siento que la única oportunidad que tengo es emular alguna comedia de Bridget Jones o Debra Messing, yo que deseo despuntar como Viginie Despentes termino algo melancólico escuchando, por primera vez, "Titanium"de David Guetta sólo porque mi novio me dijo que es la canción que escucha cuando se enfada conmigo, de mi parte no escucho nada cuando... bueno, es que nunca me he enfadado con él. Es imposible porque es demasiado dulce, noble y encantador.

"Titanium"... ¿cómo es que nunca la había escuchando antes?, es taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan chiclosa, no diré más.

No quiero dormir. Pero si no lo hago, mañana no podré con mi alma.

domingo, 10 de marzo de 2013

Nada

Siento que nada valen mis escritos.
Que hago absolutamente nada.
Que duermo, pero descanso poco o nada.
Leo menos, queda nada.
Mucho cine, siento mucho, enfatizo en nada.
Yo cocino
     organizo
     juego a la ama de casa
     me convierto en el ángel del hogar
     escucho música mientras me arrodillo para limpiar
     corrijo textos
     publico textos
     doy solicitudes de empleo
     planeo piezas
     planeo mis proyectos
                                       

Y todo para nada.

Esto no es un mal viaje, ni un reproche, sólo que vuelvo lentamente a la nada, la edad del vacío.

Nada importa, dicen... pero eso no es cierto, sólo me falta impregnar las cosas de algo.



martes, 26 de febrero de 2013

STROBO

Hoy después de mucho trabajo en equipo (y muchos cafés también), sale el primer número de STROBO, una revista digital dedicada al arte, específicamente a la fotografía y el cine. 

El equipo con el que ahora laboro está formado por amigos a los que quiero y admiro mucho, ya los conocerán cuando vean la revista. Sólo quiero decir que una parte de mí, a estas alturas del partido, siente más nervios que otra cosa. El punto es trabajar constantemente, seguir con el proyecto y sacar más números. 

Pero mientras eso pasa, me digo que es necesario disfrutar del primer número :)



lunes, 18 de febrero de 2013

Amor III

LO AMO



martes, 5 de febrero de 2013

Amor II

Siento un revoloteo extraño cada vez que veo fotos que retratan a mujeres jóvenes, mexicanas, madres, profesionistas y amas de casa, todas ellas a finales de los años ochenta, todas ellas se ven felices.

Todo es suposición, quizá ni son amas de casa, o tampoco profesionistas (o de profesión amas de casa, la labor con menor reconocimiento), lo más seguro es que nunca se plantearon el devenir mujer, tal vez no son felices y el niño que aparece a su lado no es su hijo, es sólo un niño y ya.

Quizá es porque cada vez que veo una foto de mi madre de aquella época y la mezclo con los relatos que me ha contado sobre su juventud, más la experiencia de ser su hijo y saber que me dedicó mucho en tan distintas formas... me hace sentir que no le he correspondido y no estoy a la altura. Su vida rodea a la mía.

Lo que me pasa con el amor, con ser amado, es que en ocasiones no creo merecerlo. No sé la razón. Hoy mi novio me dejó pensando en los distintos tipos de amor (si es que existe más de un tipo), lo inefables que son y que jamás lograré, en mi corto entendimiento, comprenderlo.

lunes, 4 de febrero de 2013

Amor


"No dejes que se te muera la pantera perfumada de los amores". Dijo ella en el momento preciso, justo para hacerme reaccionar. Gracias. 

martes, 29 de enero de 2013

Lector de tiempo completo. Los libros del 2012

Regresando a la crisis de los libros, la semana pasada tuve otra. Con retraso en el reloj, el cabello desecho y los nuevo cinco kilos que me cargo gracias a las comidas familiares (que me restan velocidad, estoy segurísimo) aprecié en este panóptico matutino la habitación propia, mi mundo colapsó, "piensa que es de noche, piensa que es de noche y de noche tienes tiempo para todo y al final no haces nada", me repetía en la cabeza como mantra que estabiliza, y funcionó, al menos hasta que salí de casa y emprendí el viaje a Cuernavaca.


Mañana será un nuevo día y espero poder despertarme a buena hora, lo único que deseo es tener tiempo para mí y mis libros. No entiendo de qué manera un nini como yo no consigue darse el tiempo para "las actividades de MI vida" (las actividades para las que deseas vivir), remitiéndome a cosas básicas: leer, ver cine y escribir, es todo lo que quiero en mis ratos a solas, y es curioso que alguien tan solitario como yo se encuentre amedrentado por la compañía en los últimos... ¿meses?... ¿años?

Pasando la etapa a lo Emily Dickinson, cuando no salía nunca de casa y tenía el mínimo contacto con la gente, que duró quizá... ¿hasta los 20 años? ahora no sé cómo reacomodar las prioridades, ¿y después cuando tenga trabajo estable, cuando no sea escritor nocturno, pseudo ama de casa diurna?, ¿tendré tiempo para el cine, para los libros? esa cobardía mía de temer al transcurrir de las horas sin aparente productividad, sin ocupación en algo que me baste a mí.

Recientemente en la revista "La Tempestad" hablan mucho del arte como vida, del arte en lo cotidiano, en la acción que supera al objeto y otras cosas que me parece ya un poco manoseadas pero necesarias en los debates diarios de cualquier artista o interesado en el arte en general; no obstante llego a las entrevistas con Abraham Cruz Villegas con comentarios sobre sus nuevas piezas transportables, intentando usar el mínimo de presupuesto posible, la falta de horarios para crear piezas y frases como "el arte tiene como causa y finalidad la generación de conocimiento, más que de bienes o productos", entonces lo amo, pero cuando comenta que busca regresar a las piezas de materiales precarios (con los que trabajó a inicios de su carrera, por su presupuesto) pienso si acaso la elección de su método actual no es risible en comparación con la imposición de mí método actual (y el de muchos otros artistas en mi situación precaria), entonces regreso a mis pensamientos de alumno de primer semestre, donde creo que el arte es un poco de todo pero dicho con filosofía (¿poesía?), hecho con decisión y también un poquito de altanería. Después concluyo que Villegas se da el lujo de producir de esa manera, y me suena tosca y pedante mi resolución. ¿Se da el lujo de trabajar como cuando era estudiante ahora que no lo requiere (pero lo pinta como nuevo discurso de piezas autosustentables y llenas de conocimiento/concepto), de no ponerse esquemas u horarios para producir (porque obviamente no tiene que hacerle de limpiadora de pisos como muchos de nosotros), por viajar de aquí para allá...? es como cuando Sergio Pitol dijo que le encantaba llevar la cultura de México a otros países y por eso viajaba mucho, ¡pues claro que a muchos nos gustaría llevar la cultura a otros lados y viajar! pero sencillamente no siempre (o casi nunca) se puede.

Mi conclusión ahora me parece grotesca porque se sustenta en mis celos y envidia, allá Cruz Villegas pinta el nuevo concepto (cargar piezas desmontalbles, precarias, casi estudiantiles) como algo pensado, mientras otros más allá de pensarlo sólo lo vivimos, conscientes o no de la situación, no tenemos más opción. Es absurdo que me irrite por algo así, pero es como el artículo que publicaron sobre Luis Felipe Ortega y su casa como estudio, su estudio como casa... ¿en verdad? conozco docenas de estudiantes de arte que su casa (el cuarto propio) es el estudio, y muchos deben sustituir la cama por el caballete, en mi caso he usado el piso de mi habitación como el único e indeleble restirador. La diferencia es que ellos son artistas de renombre y si dicen que la cama funciona como marco performativo del sexo, la masturbación o los gases nocturnos, entonces lo es (ahora me siento como estudiante de historia del arte, todo amargado) y es que la intención, el discurso y quién lo profiera, así como la retórica que se emplee, son el detonante en una época del arte marcada por el proceso y el concepto. El asunto no me enfada, pero igual se debe cuestionar ¿no?

Justo hace unas horas pensaba que si creaba un buen concepto en torno a mi lectura diaria, a mi ocupación de lector de tiempo completo ("tiempo completo" dicho con más ansias que otra cosa) podría sacar una pieza y decir: leer es arte. Sin embargo no soy tan ágil o inteligente, lo mío se queda en el reproche ocasional y en la simple acción, o sea, leer.

Y todo esto ¿para qué?

Para dejarles la lista de libros que leí en el 2012, no puedo comentarlos, sólo pondré en rojo los que más me agradaron (cuestión de gustos), y agregaré algún comentario extra si lo creo pertinente, sólo porque lo merecen y más que nada, porque tengo ganas :)

1.- El color prohibido – Yukio Mishima.

2.- Verdad y crítica – Barthes (creo es necesario para cualquier teórico y crítico, en general, sin embargo no me apasionó). 

3.- La mecánica del corazón – Mathias Malzieu.

4.- Existencialismo es un humanismo – Sartre (Sartre me ilumina, aunque "La náusea" no terminó de fascinarme) 

5.- La náusea – Sartre.

6.- Lo peor de todo – Ray Loriga (Loriga es uno de los autores actuales que se deben tener en la mira)

7.- Dulces mimosas – Dante Bertini (muero por conseguir más libros de Dante, siempre que visito las librerías espero poder encontrarme con algo de él, próximamente caerá, yo lo sé, no dejen de revisar cualquier cosa de él) 

8.- Cuando cae la noche – Michael Cunningham (Cunningham es uno de mis autores favoritos. En esta novela hace un homenaje a Thomas Mann, Joyce y Woolf, me apasionó y es de mis libros predilectos del año, sobre todo por su retrato del mundo del arte y las relaciones de pareja largas)

9.- Tiro libre – Antonio Skármeta

10.- La letra escarlata – Nathaniel Hawthorne (temo decir que no me atrapó, estimo mucho a Hawthorne, sobre todo por exponer el subyugamiento de la mujer en una sociedad patriarcal, pero me temo que sus personajes son santas tachadas de putas y no se aleja demasiado de los estándares de la feminidad vendida por la visión netamente masculina, no obstante no es un autor que haya leído, esta es la única novela que tengo de él y en una recopilación leí un relato corto suyo, me falta estudiar más su obra, pero no me atrae del todo).  

11.- Forjando patria – Manuel Gambio (hueva total, tiene algunos capítulos salvables, lo mejor es su concepto de la visión europea que impera en latinoamérica, concepto que otros teóricos actuales han retomado una y otra vez, lo leí porque lo compré hace años para mi materia de "Historia del arte mexicano", y no me agrada dejar libros sin leer, me ayuda a ser disciplinado, al menos en la lectura).

12.- El arte con relación a la arquitectura. La arquitectura con relación – Dan Graham. (¡lúcido!)

13.- La raza cósmica – José Vasconcelos.

14.- La perra de Alejandría – Pilar Pedraza (hasta la fecha, mi novela favorita de Pilar, todo lo de ella me gusta, pero esta más por su contenido gore).

15.- Diego de Montparnase – Olivier Debroise.

16.- Deseo – Elfriede Jelinek. (sin duda alguna uno de los libros más difíciles que leí, pero también de los más apasionantes a un nivel literario que no puedo describir, Jelinek es ahora una de mis escritoras favoritas y ansío leer más de ella).

                                               

17.- Diarios de Carrie – Candance Bushnell.

18.- La dama de blanco – Wilkie Collins. (lo disfruté, pero al inicio no me atrapó, sin embargo es un libro inteligente y con personajes femeninos entrañables, imperdible). 

19.- Cuentos completos – Oscar Wilde. (de esas cosas bellas en la vida).

20.- Cumpleaños – Carlos Fuentes.

21.- Manifiesto Contrasexual – Beatriz Preciado (¡necesario!).

22.- El entusiasmo – Antonio Skármeta.

23.- Terror anal – Beatriz Preciado (es un librito pequeño, es la segunda vez que me lo leo y siempre tengo la necesidad de regresar a él para que la Preciado me aclare varias cosas).

24.- Máquinas de amar – Pilar Pedraza (Pilar es ya una de mis escritoras favoritas, se podrán dar cuenta que en el 2012 fue a quién más leí. Este libro me ayudó a comprender muchos aspectos del cine y la literatura misógina así como los retos del feminismo actual, de ironizar el activismo y jugar con el ensayo y la ficción. También es un libro y punto de inflexión en mi estudio actual sobre las prostitutas en el cine, Pilar me ha dado la pauta).

25.- La dama de la torre –Jean Playdi. (es un libro sobado y malito, la verdad, la Playdi hace de sus personajes lo mismo: todas son buenas de corazón inducidas por una sociedad masculina cargante, ellas sólo quieren ser felices y hacer felices a los demás, va, Playdi quiere ser una Edith Wharton pero no lo logra, y a la altura de su carrera... jamás lo logrará, parece que quiere ser una feminista de clóset, pero más bien es mujerista de propaganda, un entretenimiento medio soso y bastante caro, sus libros son caros, lo bueno es que a mí me lo regalaron y lo agradezco, porque tenía muchas ganas de leerlo).

                                   

26.- El príncipe de la niebla – Carlos Ruiz Zafón.

27.- Necrópolis – Pilar Pedraza. 

28.- Urbanismo situacionista – Gilles Ivain. (lo lees en media hora, de apenas unas treinta páginas que estoy dispuesto a repetir una y otra vez para entender mejor lo que dice e ir reinterpretando el discurso aplicado a mi vida)

29.- Lecciones de tinieblas – Patrizia Runfola. (una sorpresa llena de melancolía que se pierde en el tiempo y espacio, si encuentro algo más de Runfola seguro me lo compro)

30.- Los esclavos – Chimal (Alberto Chimal tiene muchos aciertos en este libro, me agrada que es directo, no abusa de las palabras ni las descripciones, no toma el camino fácil de la literatura contemporánea en México, tan cargante de juegas y lenguaje vulgar "por atrevidas e incitadoras" que puedan llegar a ser, sin embargo para mi no fue suficiente, necesitaba más, más mugre, más cochinada, más sexo, y será cargante mi comentario, pero después de leer a Pilar y Jelinek, Chimal tiene algo de recato para mí). 

31.- El mortal inmortal y otros cuentos – Mary Shelly

32.- La casa junto al río – Elena Garro (lo primero que he leído de la Garro y me lancé por más a las librerías, ya les contaré de lo que me fui encontrando)

33.- Arcano 13, cuentos crueles – Pilar Pedraza (en esta compilación se encuentra uno de mis textos favoritos de Pilar, la novela corta "Las novias inmóviles", empecé a leerlo y no pude soltarlo, es de lo más apasionante que me pasó en el año, el libro es caro aquí en México pero vale cada una de sus páginas. Se aprecia cómo Pilar lleva toda su teoría y conocimiento a la práctica, a sus novelas, y esa es unas de las cosas que más me inspiran de ella). 

34.- Confesiones de una máscara – Mishima (Mishima es necesario para toda jota, y más esta novela ¡FIN!).

35.- Tarántula – Thierry Joquet (novela en la que se basó la película "La piel que habito", tiene su toque mórbido pero no tan perverso como la historia del filme, igual lo leí en un par de días).

                                           

36.- Las cenizas de Ángela – Frank McCourt (reservando tiempo para leer la segunda parte, me encanta el espíritu de denuncia con el que carga McCourt en esta novela).

37.- Una muerte muy dulce – Simone de Beauvoir (la muerte llegó a mi vida con dos personas conocidas pero no tan cercanas, me pareció necesario leerme estas memorias de Simone) 

38.- Nada –Janne Teller ("Nada" llegó justo cuando me estaba enamorando de un chico y no quería creerlo, "Nada" terminó cuando me estaba desenamorando del chico y me ayudó a no dramatizarlo).

39.- La renuncia – Edith Wharton (Wharton es otra de mis maestras y escritoras predilectas, en esta novela carga con una gran melancolía así como una aguda observación de la sociedad que le rodeaba).

                                   


40.- Material de lectura, poesía – Rosario Castellanos (una pequeña compilación, casi embarrada de los poemas de Castellanos, después de leer este librito, casi folleto, me senté a leer "Poesía no eres tú", otra recopilación más grande de poemas, no la agrego a la lista porque no terminé el libro, pero pongo este como representación de Castellanos, otra de mis grandes).

41.- Retorno a Brideshead – Evelyn Waugh (con esta, "La renuncia", "Las horas" y "Los restos del día" llegué al punto álgido de la melancolía literaria en el año) 

42.- Lucifer  circus – Pilar Pedraza (la última novela de Pilar es una delicia porque contiene todos los temas que ha ido tratando en sus trabajos anteriores, sin embargo el final no me convenció, pero quizá sea su relato más cargado y demandante en cuanto a creación de imágenes, elegante y perversa, seductora, es una novela de personajes y situaciones).


                                   

43.- Las horas – Michael Cunningham (mi ser pedía leer por tercera vez este libro, me ayudó a iniciar mi próximo trabajo de ficción, la disfruté como nunca, no sé, siempre tiene algo nuevo que me seduce).

44.- Melodrama – Luis Zapata (a Zapata lo empecé a leer este año, más que nada por su novela "El vampiro de la colonia Roma", que aún no compro... ¡JA! irónica la cosa, lo sé, pero me encontré dos novelas en un libro: "Melodrama" y "De pétalos perennes", amenas pero aún sigo esperando más de Zapata) 

45.- El caballero de la armadura oxidada – Robert Fister (este lo leí porque le comenté a mi abuela que no lo había hecho y me lo prestó. Como es referente de muchos lectores ávidos y no tan ávidos me lo receté. Lleno de buenas intenciones... no sé qué opinar de él... lindo aunque es de autoayuda y es de manual, un par de horas nacha).

46.- De pétalos perennes – Luis Zapata (crudo, cruel, pero me agradó, exagerado en algún momento, certero en otros)

47.- Los restos del día – Kazuko Ishiguro (una de las novelas más melancólicas del año, triste, nostálgica y a momentos cruel, Ishiguro borda una historia sólida sustentada en personajes entrañables que en el intento de ser distantes logran que nos apeguemos más a ellos).

Como verán, no llegué a los 50 libros. Incompletos se quedaron:

-"México profundo"- Bonfil Batalla (por ahí de la tercera parte del libro decidí dejarlo de lado, me engañé e inicié otro pero jamás retomé este. Me pareció reiterativo, quizá porque en aquel entonces tomé la asignatura de "Historia del arte latinoamericano del siglo XX" y me llené de cosas nacionales y latinas en general, sobre todo acerca de la colonización, lo prehispánico, el eurpcentrismo, etc.)

-"La colmena"-  Camilo Cela (años que deseaba leer esta novela, y aún lo deseo, pero igual la interrumpí por leer otro libro, que estoy seguro debió ser alguno de Pilar, porque recuerdo me apasionaba leer el otro. Cela tiene muchos personajes en esta novela, me costó trabajo llevarle el ritmo, llegué a las primeras cincuenta páginas... o más, no recuerdo)

-"La sabiduría de las putas"- Elizabeth Pisani (no sé por qué lo dejé, fue de mis lecturas favoritas y por ahora va a la mitad. Quizá me intoxiqué un poco de tanto SIDA que se cita en el texto y preferí irme por la ficción. Es un ensayo políticamente incorrecto pero honesto, Pisani habla de procesos y sistemas biopolíticos complicados con una facilidad envidiable, también los explica de forma amena. Lo retomo ahora en el 2013).

                               

-"Homosexualidad, derrumbe de mitos y falacias"- Juan Luis Álvarez-Gayou Jurgenson (es cortito, muy pequeño y no llega ni a cien páginas, es bastante básico, lo compré pensando que me ofrecería más, y de cierto modo me dio unos apuntes clínicos sobre la historia de la homosexualidad y cómo se creía una patología. Un ensayo médico que no estigmatiza, sino todo lo contrario, sin embargo no va más allá. Lo termino ahora en el 2013, me han de quedar menos de veinte paginas).

-"La palabra disfrazada de carne"- Elfriede Jelinek (libro de ensayos de una de mis escritoras favoritas, lo empecé a leer con mucho interés, pero lo dejé a medias cuando llegué a un ensayo sobre la película "Alien", decidí continuar al libro hasta que viera la película. Esta semana lo hice y ahora continúo con el libro (la película me la regaló mi hermana en navidad), igual me lo voy leyendo a sorbos, Jelinek es intensa y en muchas ocasiones no sé qué me dice y debo releer hasta entenderla, también es de lo mejor que me pasó en el año, ahora lo sigo leyendo).

-Antología de poemas- Lorca
-Poesía no eres tú - Rosario Castellanos
-Antología de poemas- Sylvia Plath (estos me los he ido leyendo de poco en poco, no soy de leerme un libro entero de poesía de tajo, no los considero incompletos, sólo en proceso).

Como verán faltó algo de Virginia Woolf, todo un año sin ella, aparece en "Las horas", textos suyos incluso, pero aún así faltó un libro entero de ella.

Los libros del año 2012, fue un buen año :)

domingo, 13 de enero de 2013

Y Bowie canta


Mientras Bowie canta "Space Oddity" para calmar mis nervios, decido retomar el blog. Debo tranquilizarme porque otra vez eché un vistazo a los libros, las películas y la ropa, todo desordenado, cosas por ver y leer, y yo sin tiempo aún para respirar.

Diciembre fue surreal, casi como una película de Buñuel, me viene a la cabeza "Susana, carne y demonio", la tesis del filme es la ironía sobre los finales felices tan inverosímiles como rentables, ahí donde se quita un elemento (en este caso es Susana, la chica que viene a desequilibrar la feliz vida de una familia acomodada) y todo vuelve a la normalidad.

En mi caso no regresé a la normalidad. Lo normal no me encaja ahora, porque eso significaría volver a la melancolía, y ahora estoy feliz. Se escribe fácil, lo pienso, pero no sé si ha sido realmente sencillo o difícil, como si existiera un proceso para llegar a la felicidad. Supongo que no llegas a ella, esta sencillamente te atrapa y disfrutas del momento.

Mi mayor defecto es pensar en todo y actuar poco, ahora sólo me dedico a sentir más.

Terminó noviembre, y como si se tratara de la Susana que se va, diciembre se pintó por sí mismo como algo tranquilo, después excitante y feliz. Cosas como leer a Anaïs Nin o conseguir un nuevo libro de Jelinek pueden hacer la diferencia. Mucho me afectó el que una de mis mejores amigas se casara (de recordarlo me inmunda una felicidad inmensa, sigo sin comprenderlo, pero abuso de la emoción y el recuerdo), Bowie sacó nueva canción (eso fue apenas en enero, pero me derretí al saberlo), mi relación con mi padre ha mejorado (aquí sí, tampoco lo entiendo, los dos cambiamos de actitud y me agrada) y disfruté de estar al lado de mi familia en navidad.

Recibí bellísimos regalos, sobre todo de mi hermana que me dio un libro de Lipovetsky y agradecí enormemente a mi familia por darme ropa y "vestir a este pobre escritor" (en verdad que eso dije). No entiendo del todo mi felicidad y estabilidad (sobre todo emocional y respecto a los hombres en mi vida), sigo sin trabajo, mis proyectos no prosperan y todo por lo que "luché" el año pasado terminó mal, incluidos los intentos de relaciones con varios chicos. La cuestión es que la situación no cambió, cambié yo.

Dicen que renovar las cosas físicas y exteriores ayuda, puede ser que funcionó el mover los libros (y los muebles) en la habitación propia y sentarme a ver las temporadas de Daria sin mayor intención que sentirme como un adolescente inadaptado al que no le importa sentirse inadaptado, y eso que ya voy por los 24 años.

También me conseguí más música, por aquí ya ronda la mitad de la discografía de Bowie, los Velvet, Blondie, No doubt, pronto vendrá T-Rex, estoy seguro. Y un nuevo corte de cabello me puso en el mapa de los chicos otra vez.

Pero si de chicos he de hablar, sólo puedo mencionar a uno y ese es mi novio, Jonny. Lo conocí la última semana de diciembre y no quería tomármelo en serio; más que sentirme lastimado me creía desinteresado, y lo estaba, ¿por qué no confesarlo? por primera vez en mucho tiempo los chicos no me interesaban más que como un medio de diversión y sexo, no buscaba nada, pero como la felicidad, te pesca y te busca.


Me siento correspondido por mi pareja, en mucho tiempo que no me pasaba esto con un chico, me encanta su personalidad, sobre todo su sentido del humor, la energía que tiene y la decisión que carga, sin embargo estos son sólo esbozos de su totalidad, me gusta porque es él y nadie más. Me gusta que sea él.