sábado, 10 de abril de 2010

Ser heterosexual por amor al prójimo o salir de clóset


Y como decía la canción de Garbage: Un niño lindo al que le cayó la mierda encima, total soy un estúpido de 21 años, ¿qué se puede esperar si no sé nada de la vida?


El ser gay me está jodiendo cada vez más la existencia. Hoy se lo dije a una de mis amigas que considero más cercanas pero que por desgracia veo una vez cada equinoccio; salí del closet con ella (que ya sabía de mi ex novio y todo eso, pero ella esperaba que “decidiera” regresar con las mujeres) en fin, me dijo una de las cosas que más me han ofendido y enojado en todo lo que llevo de vida (que es poco… creo), justo cuando estábamos viendo ropa por pleno gusto, porque no tengo dinero para comprar nada, vi un pantalón magnífico blanco de mi marca favorita (“Astral Freaks”) entonces ella dijo: No, Lucio, eso no te va. A lo que le contesté: ¿Por qué no? Me gusta mucho, aunque pensándolo bien estoy algo gordo. No es eso, dijo ella, el que seas gay no quiere decir que tengas que lucir como uno.


Entonces yo no supe si reír o llorar. Mira nada más, mi amiga que ya sabía tenía tintes de homofobia, casi la mayoría de mis amigos que no son de la carrera de artes son homofóbicos; el punto es que aquella mujer es tan culta e inteligente y ahora me viene a decir que si soy gay más me vale no lucir como tal, ¡eso sí que no!, ni mi madre se alebresta por cómo me visto (sólo le molesta que salga con ese pantalón rajado en el trasero) ya suficiente tengo que me lleguen a los oídos que si no le parezco a la gente muy afeminado les soy una total diva, y que si no estoy “de moda”… eso me lo dijo otra amiga… sale y me dice: Lucio, estás de moda… y yo: ¿Cómo de moda?, ¿a la moda? No lo creo, jamás, me eché a reír (de forma digital porque fue por msn la conversación) A la moda, algunos hablan de ti, terminó la oración.


Así no sabía si sentirme Rachel MacAdams de “Mean Girls” o sencillamente el vil chisme del pasillo. También sé que no es muy congruente o inteligente ponerlo en el blog, pero me da igual, es eso, es el único espacio que me queda de expresión, aquí y “La campana de cristal” (me niego a ser una vez más la monja que era y guardar mis abortos en los muros de mi habitación), ni el cochino FaceBook, ahora tengo a toda mi familia ahí, que cómo los quiero, pero uno no puede mamasear (como diría Mare) a gusto con los amigos con ellos metiendo las narices en todo, hasta mi padre (quién había mantenido distancia de todas mis redes sociales) va y me agrega en el FB, no me sorprendería que terminara por caer un día de estos en mi blog y eso termine por ser mi outing más escandaloso; después resolví que no es culpa de nadie más que la mía, por ser una jotona de clóset, por ser un maricotas y guardar las poses heterosexuales frente a todo el mundo, así cuando algo no les parece no tardan en censurarme.


Primero me dije: se trata de ser heterosexual por simple apariencia, para seguir en el clóset (jajajaja que siempre he sido así, siempre he hablado como niña, como bien me dijo mi ex, y me he contoneado así, ni modo); sin embargo aún saliendo del clóset con mucha gente les molesta que me exprese “como tal”, que diga si fulano o mengano me atrae, o si tal o cual me hizo sexo oral, eso sí que les caga (ok, quizá deba dejar de sentirme Carrie Bradshaw y compartir mi vida sexual con amigos que no pueden tolerarlo), es por ello que resulta debo actuar como heterosexual por amor al prójimo, tener decencia y elegancia… ser maduro!!!!!!!! Me lo han dicho: Debo madurar.


Y sí, es verdad, debo madurar, por lo mismo cómo muero por decirle a mis padres que soy gay (ayer estuve a tres palabras de soltarlo con mi madre, pro parte de mí dice "No puede hacerle esto, mira que darle un hijo gay, qué pena") y a toda mi familia cristianísima que no pararán de decirme que vivo en el pecado y que me voy a ir al infierno, y que más me vale dejar de ser piedra de tropiezo para los demás, cosas así, lo sé, me han tocado infinidad de comentarios dentro de mi círculo familiar como que “Los gay tiénen algún desequilibrio mental” y ufff, supongo que sí, yo lo tengo, ya no sé ni para donde va mi vida, ni mi cabeza.


Al final me engaño, así de simple, sé mi familia me va a dejar cuando se enteren, no podrán soportarlo, no se sentirán cómodos y yo tampoco, porque ante ellos pasaré de ser el sobrino/nieto/primo culto, perfecto y algo snob, a un o rompeculos o penetrado, no existirá otra cuestión, no soportará mi cara besando a otro hombre. Me encantaría pensar que salir del clóset será fácil, que podré llevar a mi novio (que por el momento no tengo, así que poco importa) a mis eventos familiares, JA, para ellos debo ser asexual, así me tacharon hace unos momentos unos ex compañeros del bachillerato “pero si Lucio es asexual”, “pero si Lucio, ay, ¡Lucio!, cuéntanos si ya tienes novia, pero has cambiado tanto”, ya no sé quién se hace más pendejo, si yo o el entorno… jajajajajaja qué idiotez, obvio yo, tan fácil como decir “Soy gay y ya, déjenme en paz, temo cambiarles el sacrosanto concepto que tienen de mí, pero así es la vida, no lo elegí yo, no sé, tampoco sé porque Dios me puso en este predicamento, y sí, era cristiano y honestamente me gustaría seguir siéndolo pero me temo que no me aceptarán después de todo esto, para ellos soy un pecador”… supongo que así de fácil tendría que ser salir del clóset.

4 comentarios:

  1. Honestamente te ves muy, pero muy coquetísimo en esa foto. ¿Qué pasó con el cabello rebelde?

    No sé, corazón, yo no creo que uno deba ser algo que no es por amor al prójimo. Igual te vas al cielo por mártir, pero ¿valdrá la pena? Quién sabe.

    Sinceramente a mí me gusta creer que ese ser al que solemos llamar Dios no tiene repudio hacia nada. Yo no sé si tengo religión, aunque tenga fe. A veces creo en el más allá y a veces no. Pero me parece que lo importante es estar bien con nosotros mismos -cosa algo complicada- y lo demás es ganancia. Al fin y al cabo nunca te faltará quién te aprecie y más todavía. ¿Por qué lo digo? Nomás porque se te lee que sí.
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  2. Una honestidad valiente. Única. Mis respetos. Tú eres y te haces para ti y no para los demás, aceptar eso es elemental, lo que diga la sociedad: compañeros, familia, amigos, vale madres. Suena cabrón pero así debe ser porque el que será infeliz o -espero en tu caso- feliz, serás tú, porque es TU vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, muchas gracias por sus comentarios, gracias por pasar y leerme.

    Salma, me llena mucho tu frase: "Yo no creo que uno deba ser algo que no es por amor al prójimo", es verad, gracias por recordármelo y también me encanta pensar que Dios no tiene repudio a nada, pero en ocasiones me cuesta creerlo... todo es un proceso... supongo, y estoy en eso. ¿La foto? jom, es de hace un año... cuando tenía el cabello corto y me sentía muy confiado en mí mismo... quizá vuelva a ser el coqueto de antes... JO JO.

    Davo. Caray, que se me hace costumbre llenar mis blogs con esta clase de entradas ¿no? jajajaja y tú siempre tienes algo bueno que decirme, muchas gracias por estar ahí y sostener mi mano de forma hipertextual.

    Diana, We are golden!!!!!!!!!

    Saludos a todos pues, y un gran abrazo, ahora estoy más tranquilo.

    ResponderEliminar